Razones para un pleno extraordinario con motivo de la Operación Lezo en Salamanca. Una opinión de Gabriel Risco

Ganemos-Salamanca-mociones-aprobadas-Ayuntamiento_TINIMA20160112_0255_5

Una opinión de Gabriel Risco / El jueves día 1 de Junio de este año, aparecieron en prensa informaciones sobre unas grabaciones de la trama de corrupción destapada por la Operación Lezo, en la que están implicados dirigentes del Partido Popular, en concreto, una conversación entre los hermanos González (Ignacio y Pablo) hoy en la cárcel, que hablan y se refieren con familiaridad al Alcalde de Salamanca.

En esa conversación grabada por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, los González hablan con naturalidad del Alcalde de Salamanca, refiriéndose a él por su nombre de pila, diciendo que ha prometido a la esposa de Ignacio González y a su socia la contratación de escuelas infantiles.

Esta conversación fue grabada en noviembre de 2016, en el momento en el que en la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes se estaba redactando el pliego para la nueva contratación de las tres escuelas infantiles municipales gestionadas mediante contratación con empresas privadas.

Ante esta noticia el Alcalde se limitó a enviar un comunicado a la prensa, que además fue leído por el portavoz del grupo popular, Fernando Rodríguez.

Desde todos los grupos de la oposición le reclamamos de forma inmediata que compareciera para dar explicaciones y en concreto Ganemos Salamanca hicimos la propuesta de que, si no daba explicaciones, fuera la oposición quien convocara un Pleno extraordinario.

El grupo municipal Ciudadanos, los socios del gobierno municipal del PP, presentó una solicitud para que el Alcalde convocara un pleno extraordinario y diera explicaciones. C´s le brindó así la oportunidad al Alcalde de convocatoria, sin condiciones. Ese pleno se celebró el pasado viernes día 9 a las 17,00 H inmediatamente después del pleno ordinario.

¿Qué paso en este Pleno del viernes día 9?. Nada de nada. El alcalde leyó un frío comunicado reiterando su inocencia y una gestión política limpia, acudiendo incluso a justificaciones de tipo familiar.

En el transcurso del Pleno los tres grupos de la oposición lanzamos muchas preguntas al Alcalde, a las que no se dignó responder. Ni siquiera a las de sus socios de gobierno.

En vez de responder, como es su obligación democrática, mandó a su fiel y obediente escudero y “señor de la guerra”, a su portavoz F.R. quien, con su demagogia, su rosario de mentiras y su mochila de insultos, puso todo su empeño en convertir el Pleno extraordinario en su teatrillo, para desviar la atención y tratar de hacer realidad aquello de que “cuando el dedo señala la luna, el tonto mira el dedo”.

Esto es lo que ocurrió el viernes por la tarde en el Pleno Extraordinario del Ayuntamiento de Salamanca. Y el portavoz del Partido Popular terminó muy enfadado y frustrado, porque no consiguió que la ciudadanía mirase el dedo. La mayoría seguimos mirando la

luna, es decir, seguimos mirando a un Alcalde asustado, escondido y sin dignidad democrática.

¿Y ahora que hay que hacer? ¿Qué va a pasar?

Estamos delante de un asunto muy importante para la ciudad. No basta con esa declaración genérica y unilateral del Alcalde, afirmando que es un político honrado. Y no basta porque sabemos que eso mismo es lo que han dicho sus compañeros de partido cuando empezaron a filtrarse sus corrupciones. Hoy, unos están sentados en los juzgados y otros en la cárcel.

El último caso es el del exconsejero Villanueva, compañero de Consejo de Gobierno de Fernández Mañueco en la Junta de Castilla y León durante más de 8 años. Está citado al Juzgado en calidad de investigado (antes imputado) por el caso de corrupción denominado “Perla Negra”. También él ha proclamado repetidamente su inocencia política.

La esencia del sistema democrático es el control del Gobierno municipal por la oposición. Ese control se traduce en responder a todo aquello que los grupos municipales, representantes democráticos de la ciudadanía, le queramos plantear en relación con este asunto tan oscuro. Sería imperdonable que los grupos municipales nos conformásemos con el “paripé” del pleno del día 9 por la tarde.

Si queremos construir un modelo de ciudad diferente, también lo tiene que ser en el ejercicio de la democracia municipal. No debemos tener miedo ni al Partido Popular, ni a las voces que amplifican sus demagogias, medias verdades e insultos. La exigencia de la responsabilidad política al Alcalde es imprescindible para la limpieza democrática del Ayuntamiento

Y por ello, debemos convocar un pleno extraordinario desde la oposición. Es posible legalmente e imprescindible políticamente. Es necesario para ello que lo firmen SIETE concejales; en dicha convocatoria se pueden introducir los puntos en el orden del día que los convocantes decidamos, con el objetivo de exigir responsabilidades políticas al Alcalde por lo que aparece en esa grabación de la UCO

Ganemos Salamanca tenemos 4 concejales, necesitamos otras tres firmas para convocar ese Pleno Extraordinario. Si no lo podemos convocar, la responsabilidad de que el Alcalde no rinda cuentas a la ciudadanía en sede plenaria, no será nuestra, será de otros. De los otros dos grupos de la oposición, PSOE y Ciudadanos.

Anuncios