“Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” recuerda que la sal corroe el Puente de Enrique Estevan y que sus baldosas son “antideslizantes”

puenteEnriqueEstevan_01

La Asociación “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” se ha dirigido a las Administraciones Públicas competentes en materia de patrimonio después de comprobar que el Ayuntamiento de Salamanca todavía esparce sal en las aceras del Puente de Enrique Estevan, la cual queda depositada junto a la barandilla, lo que demuestra que la cantidad utilizada ha sido excesiva y que la sobrante no ha sido recogida con posterioridad.

De acuerdo con el estudio estructural del Puente de Enrique Estevan, elaborado por el estudio de ingeniería INES para el Ayuntamiento de Salamanca en junio de 2013, entre los daños detectados se encontraba la oxidación-corrosión del acero laminado: proceso natural que “se ve acelerado por la presencia de humedad y sales”. También, dicho estudio señalaba daños en los anclajes de la barandilla en la acera “por la acumulación de agua y sales empleadas para la viabilidad invernal”.

En el capítulo 6 de ese estudio estructural se explica de forma técnica la afección de la sal en la degradación del acero y en la arenización del granito de las pilastras “por la precipitación de sales” y describe: “esta arenización por la cristalización de sales se está viendo agravada por el empleo de sales para la viabilidad invernal, al tratarse de sales muy solubles y por tanto muy móviles, por lo que pueden viajar en disolución desde su origen (sales de vialidad invernal empleadas en plataforma) hasta los zócalos de las pilas”.

Según la memoria del proyecto modificado nº1 de conservación del Puente de Enrique Estevan, fechado en diciembre de 2014, elaborado por el estudio de ingeniería INES para el Ayuntamiento de Salamanca y ejecutado durante el año 2015, en su punto 2.2 relativo a las modificaciones del pavimento de la acera se describe que “se formará la acera mediante la colocación de baldosa con acabado granallado antideslizante sobre base de mortero, asegurando siempre una pendiente de alrededor del 1,5% hacia la calzada”.

Por todo ello se ha solicitado que el Ayuntamiento de Salamanca en sucesivas actuaciones ante la previsión de nevadas exima de verter sal al Puente de Enrique Esteban por los motivos anteriormente descritos en informes técnicos sufragados por el municipio y porque las baldosas colocadas son antideslizantes. En todo caso, si fuera necesario, justificado y convenientemente estudiado, se deben utilizar otros métodos dando prioridad a los más naturales y con menos o ninguna contra-indicación, tanto para el monumento declarado como para el medio ambiente, como las alternativas que se emplean en las aceras de los países en los cuáles ya se ha prohibido la sal para estos fines.

Sobre el Puente de Enrique Estevan

El Puente de Enrique Estevan está declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla y León (BOCyL de 18 de enero de 2016) con categoría de monumento. También está catalogado por el Plan General de Ordenación Urbana de Salamanca (ficha EU-28) con protección integral.

En el año 2015 se realizaron unas obras, que costaron casi un millón de euros a las arcas municipales, para la rehabilitación de esta infraestructura y que pudiera seguir siendo utilizada como en los últimos años, con un uso notablemente mayor a aquel con el que fue diseñada y cuando el número de puentes de la ciudad se ha multiplicado.

Anuncios