Cientos de personas se manifiestan contra la mina de Uranio de Retortillo-Villavieja de Yeltes

Hoy domingo ha tenido lugar una jornada reivindicativa en Retortillo (Salamanca), donde centenares de personas han secundado una marcha desde la plaza del pueblo de Retortillo hasta el río Yeltes para denunciar la situación creada por la empresa Berkeley, al acometer una deforestación masiva de encinas centenarias en la zona prevista para la instalación de la mina de uranio a cielo abierto.

Convocados por el Colectivo Salamanca Antinuclear y la Plataforma Stop Uranio, a la que han sumado diversas organizaciones sociales salmantinas como Stop Deshaucios, Ecored, Colectivo La Sandía, Comité Antinuclear, Ecologistas en Acción, Greenpace Salamanca, Banco del tiempo, han visualizado la lucha de unas personas por su modo de vida y su territorio.

También han acudido a esta convocatoria algunos políticos salmantinos como el procurador de Izquierda Unida, José Sarrión, el diputado provincial Gabriel de la Mora o los concejales de Ganemos Salamanca Gabriel Risco y Pilar Moreno.

Incomprensiblemente la Junta de Castilla y León ha autorizado la tala de la vegetación de esta zona sin que la empresa minera cuente con los permisos necesarios para abrir la mina.

Desde la Plataforma Stop Uranio afirman que “si finalmente se nos da la razón en los diversos pleitos judiciales y administrativos planteados no podremos recuperar la situación original de nuestra tierra. Varias generaciones de habitantes de la comarca se perderán la oportunidad de gozar un espacio único, ya que, aunque se trasplanten encinas, debido a su lento crecimiento, se tardará por lo menos un siglo en dejar la zona como ha estado hasta que una empresa minera puso sus ojos sobre este rincón de Salamanca”.

Además a la Plataforma quiere manifestar que “entristece observar la falta de escrúpulos de la Administración Regional, plegada a los intereses de Berkeley, a pesar de que debiera ser la garante de la protección de los valores naturales de nuestro territorio. Si no es capaz de desempeñar las competencias asignadas en el artículo 148 de la Constitución (entre otras, la gestión en materia de protección del medio ambiente) tendría que renunciar a ellas, y que sea la Administración del Estado la que las ejerza”.

Anuncios