José Sarrión (IU-Equo), arropado por Stop Uranio, pregunta en las Cortes por la tala de encinas

img_7458

El Procurador salmantino de Izquierda-Unida-EQUO José Sarrión ha preguntado en las Cortes de Castilla y León al Presidente Juan Vicente Herrera por la tala de encinas que se viene produciendo en el término municipal de Retortillo afectado por la mina de uranio a cielo abierto.

Causa estupor y perplejidad comprobar como la empresa Berkeley Minera España S.L. ha obtenido de la Junta de Castilla y León el permiso de corta de centenares de encinas, en una zona situada a escasos 100 metros de una zona protegida por la Red Natura 2000, cuando todavía no tiene todos los permisos necesarios para abrir la explotación minera. No parece lógico destrozar un espacio protegido basándose únicamente en una Declaración de Impacto Ambiental recurrida en la Audiencia Nacional por EQUO y Ecologistas en Acción y repleta de “contradicciones y erroressegún el estudio encargado por la organización WWF a la Universidad de Castilla La Mancha.

La Junta de Castilla y León ha actuado con arbitrariedad y a sabiendas que las obras que ha realizado Berkeley para el desvío de la carretera comarcal de Retortillo a Villavieja han sido consideradas ilegales por la Guardia Civil. Además la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de la provincia de Salamanca, órgano dependiente de la Junta, ha dictaminado que para realizar las obras ejecutadas en ese desvío, se debiera haber solicitado la autorización oportuna, trámite omitido por la empresa minera.

¿Con estos antecedentes cómo es posible que se autorice una nueva tala de encinas?

Ante estas cuestiones planteadas por Sarrión el Presidente de la Junta sólo ha defendido la viabilidad del proyecto y que el procedimiento de concesión ha cumplido la legislación vigente.

Los activistas de la Plataforma Stop Uranio mostraron su disconformidad con la actuación de la Administración Regional, siendo expulsados del hemiciclo por la Presidenta Silvia Clemente al defender con pancartas y gritos su lucha contra este proyecto tan nocivo para la comarca salmantina del Campo Charro.

Anuncios