IU-Equo demanda atender las reivindicaciones de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca

c1pprtrxuaaavaj

Miembros de IU en la Marea Blanca de Salamanca

El pasado 8 de enero de 2017, el procurador de IU-Equo y Coordinador de IUCyL, José Sarrión, así como el Coordinador Provincial, Miguel Rodero, o el Coordinador Local de IU Salamanca, participaron en la manifestación, convocada por la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca, reclamando un mayor apoyo del ejecutivo autonómico a la sanidad pública de la provincia.

Tras recoger las demandas de dicha Plataforma, IU-Equo ha registrado una Proposición No de Ley para exigir a la administración autonómica un compromiso con sus reivindicaciones.  Peticiones que pasan por la destitución de la gerente y de la directora de Enfermería de Atención Especializada de Salamanca; la realización de un plan urgente para disminuir las listas de espera; la finalización de las derivaciones al sector privado y transparencia en los conciertos; la reapertura de las plantas cerradas; la dotación de más recursos personales y materiales en Atención Primaria; el cese de los recortes de plantilla; el mantenimiento de las instalaciones y la  agilización de las obras del nuevo hospital para que pueda estar finalizado en 2019.

La Plataforma ha denunciado en multitud de ocasiones, la situación que atraviesa la sanidad pública salmantina, caracterizada por una gestión ineficaz, politizada, caótica e improvisada que constituye un riesgo para la salud y la vida de los pacientes.

Como ejemplos señalan las listas de espera, que registran los peores datos de la Comunidad Autónoma, las demoras de intervención quirúrgica, que superan los compromisos establecidos y la derivación de pacientes a la sanidad privada; el cierre desproporcionado de camas, sin ningún criterio sanitario objetivo, y en multitud de ocasiones yendo en contra de los mismos, que genera situaciones graves de colapso en la mayoría de servicios del Complejo Asistencial de Salamanca, especialmente en los servicios de urgencias; y los recortes de personal y la ausencia de sustituciones, con plantillas bajo mínimos, contratos precarios y jornadas maratonianas.

 

Anuncios