El PSOE pide en Madrid lo que no está dispuesto a pelear en Salamanca

img-20151018-wa0034

Miguel Rodero

Una opinión de Miguel Rodero / El pasado mes de diciembre el diputado del PSOE por Salamanca, David Serrada, pedía explicaciones al ministro de industria sobre la mina de Uranio que la empresa Berkeley instala en Salamanca, un trabajo que dicen sumar (con  más cara que espalda) al trabajo realizado en las Cortes de Castilla y León por Fernando Pablos.

Lo que omiten estos dos figurantes de la política salmantina es que las explicaciones no necesitan pedirlas en Madrid, valdría con que Serrada y Pablos se acercaran a Retortillo para pedir explicaciones y responsabilidades a su Alcalde del motivo por el cual están vendiendo el futuro de la comarca y gran parte de la provincia. También podrían pedir explicaciones al procurador socialista que se ausentó de Las Cortes voluntariamente de la votación de la Proposición No de Ley en la que IU-EQUO pedía la revisión de la Declaración de Impacto Ambiental. O incluso podían al menos acudir a alguna concentración o manifestación contra la mina de Uranio para apoyar a quienes luchan contra los despropósitos de la multinacional.

Pero ellos prefieren ese postureo político estéril, esa oposición de abultadas peticiones ante la prensa para después cogerse de la mano por debajo de la mesa. Pero claro, tampoco se puede pedir más en estos tiempos al PSOE, por ello solo les pido un poco de coherencia.

P.D. Nunca olvidaré esas preciosas palabras del diputado del PSOE, David Serrada, en campaña: “Al PP ya le hemos dicho que no, pero parece que al señor Rajoy y a los diputados del PP por Salamanca no les ha quedado claro. Habrá que decírselo otra vez”… el final ya lo sabéis.

Anuncios