“Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” solicita, un año más, la retirada de las pancartas situadas en el entorno de la Iglesia de San Polo

img_3917

En estos días, nuevamente, han vuelto a ser colocadas varias pancartas publicitarias de grandes dimensiones en un soporte colocado en la vía pública -del que responde el Ayuntamiento de Salamanca- anteponiéndose a los restos de la Iglesia de San Polo. Todo ello a pesar de que la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de Salamanca había determinado que la utilización de ese soporte supone una “afección negativa al bien así como al entorno de la intersección de la Cerca Nueva y Vieja” y había trasladado al Consistorio sus acuerdos y decisiones, la última vez en octubre de 2014.

En el día de hoy la Asociación “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” se ha vuelto a dirigir a la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural con el fin de conocer las dificultades que este organismo está teniendo en la aplicación de los artículos 41 de la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León y 19 de la Ley del Patrimonio Histórico Español, en aras de garantizar el disfrute y contemplación de los monumentos que conforman el patrimonio protegido, así como para hacer cumplir los acuerdos y decisiones que adopta o para dirimir la responsabilidad de la infracción descrita y valorada.

La Asociación, que ya ha denunciado esta infracción ante el propio Consistorio en cinco ocasiones, considera que se trata de un grave atentado visual contra el patrimonio histórico-artístico y el paisaje urbano. De igual forma, la colocación de una farola y una cámara para vigilancia y control del tráfico, que bien pudieran tener otra ubicación, menoscaban la percepción del citado monumento, el Teso de las Catedrales y el paisaje urbano.

Por todo ello, se ha pedido que los técnicos de la Administración realicen una propuesta de mejora del entorno donde pueden encontrarse: diferentes tipos de vallas metálicas, cartelería que se apoya sobre el monumento, una terraza de un negocio de hostelería en el espacio interior de la iglesia y señalización vial. Además se debe estudiar la incidencia que sobre la edificación tiene el tráfico que circula a escasos centímetros.

Responsabilidades municipales

El Ayuntamiento de Salamanca insiste en infringir la legislación en el entorno de un bien patrimonial, para el que hay un expediente incoado para su declaración como Bien de Interés Cultural, tras las obras de reurbanización con las que  pretendía embellecer, dignificar y recuperar una imagen coherente con los valores históricos y paisajísticos de Salamanca, en esa entrada a la ciudad.

Ante la rebeldía del Ayuntamiento de Salamanca, y puesto que existe un soporte similar en la Vaguada de la Palma (junto al Instituto de Educación Secundaria), en el entorno del Cerro de San Vicente y Peña Celestina, “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” también se ha dirigido al Consistorio, como ya hizo en agosto de 2013, en marzo de 2014, en noviembre de 2014 y en septiembre de 2015, para: recordar los acuerdos y decisiones de la Comisión Territorial de Patrimonio; solicitar que la Ordenanza Municipal reguladora de la Instalación de Vallas de Publicidad Exterior se adecue a la legislación vigente en materia de patrimonio histórico-artístico; preguntar por las tasas establecidas para la utilización de dicho soporte, sin que la captación de ingresos para el municipio excuse la colocación de esas pancartas; y conocer los informes que la Policía Local de Salamanca pueda haber realizado con motivo de la distracción que pancartas, anuncios e indicaciones provocan en los conductores.

Anuncios