Los sindicatos alertan sobre las Unidades de Gestión Clínica

hospitalComisiones Obreras, a través de la Federación de Sanidad y Sectores Socisosanitarios (FSS-CCOO CyL), quiere “dar la voz de alerta a la ciudadanía de esta tierra sobre lo que se nos viene encima con la puesta en marcha por parte de la Consejería de Sanidad de las unidades de gestión clínica (UGC). Este “invento” del consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, traerá nuevos recortes en la ya deficiente atención sanitaria que reciben las personas de esta Comunidad. Nuestro sindicato viene advirtiendo en solitario desde hace ya varios años del riesgo de privatización sanitaria que se esconde tras este modelo empresarial de gestión. CCOO vuelve a decir una vez más un NO rotundo a las UGC, que son el principio del fin de la sanidad pública, gratuita y universal en esta Comunidad”.

Al grito de alarma se suma UGT quienes aseguran que “es un Proyecto de Orden lleno de falsas verdades pues cuando se habla de dar mayor participación y mayor autonomía a los profesionales, lo que se busca realmente es dar más autonomía y más capacidad de decisión a los jefes de servicio” y recuerdan que “faltan muchas respuestas como la de carta que desde esta Organización Sindical se envío el 26 de agosto de 2013 a la Gerencia Regional de Salud solicitando información de los datos de los objetivos referidos al ajuste presupuestario, cifrado en 398.040,7€ en la Unidad de Cardiología y 165.558,38€ en la Unidad de Psiquiatría. También se pidió que se nos facilitara el desglose del ahorro conseguido por los capítulos I, II y IV; también se pidió copia del convenio de colaboración entre la Gerencia Regional de Salud o la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León con las Fundación INTRAS….”.

El Sindicato de Enfermería, SATSE,  “se opone a este modelo de gestión clínica porque el contenido del Decreto que lo regula en Castilla y León va en detrimento de la profesión enfermera, su dignidad y su desarrollo profesional y ya ha anunciado e informado a los enfermeros afectados por la inminente implantación de estas Unidades de Gestión, sobre las implicaciones y perjuicios laborales y profesionales que este nuevo modo de gestión entraña para ellos, así como del camino que se abre hacia una futura privatización de la sanidad”.

Anuncios