El Bosque de Béjar cerrado para los ciudadanos. La situación se mantiene desde el pasado 11 de enero

IMG_8729Comunicado íntegro Plataforma para la Defensa de El Bosque de Béjar / A lo largo de 2015, la Consejería de Cultura de Castilla y León anunció hasta en cuatro ocasiones diferentes la realización de obras de reparación de las cubiertas de los edificios de El Bosque, exceptuando las del palacete, que arregló el  Ayuntamiento de Béjar. Se adjudicaron las obras el 2 de diciembre de 2015, con un plazo de ejecución de 6 meses, y El BIC se cerró al público el pasado 11 de enero. Hoy, transcurridos casi siete meses desde esta fecha, El Bosque sigue cerrado a los ciudadanos.

Es más que discutible el que, alegando supuestos motivos de seguridad, no se permitiesen visitas durante las obras, incluso en fines de semana cuando no ha habido operarios ni actividad en las mismas. Esa clausura solo se ha incumplido con visitantes de rango, como el pasado 8 de julio cuando la Consejera de Cultura y su séquito recorrieron el BIC. Está visto que los políticos de este país están hechos de material más resistente que el del común de los mortales.

La PDBB entiende que con un mínimo de diligencia por parte de los adjudicatarios de la obra, el BIC. podría haberse abierto a los visitantes durante los fines de semana. Tampoco ha habido la menor previsión por la Dirección General de Patrimonio para incluir en el extenso pliego de condiciones una cláusula que facilitase esas visitas. Obras más importantes como, por ejemplo, las de la catedral de Vitoria  han permitido el acceso de los visitantes al monumento y a los andamios durante su ejecución.

Con ese cierre, injustificado por la naturaleza de las intervenciones, y con la prolongación del plazo de ejecución de seis meses por dos generosas prórrogas, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Béjar están impidiendo a los ciudadanos el ejercicio de sus derechos al disfrute del Patrimonio cultural, reconocidos tanto por la Legislación Española como por Tratados Internacionales.

Así, en el Preámbulo de la Ley de Patrimonio Histórico Español de 1985 (texto consolidado de 2015), se establece que “en un Estado democrático estos bienes deben estar adecuadamente puestos al servicio de la colectividad en el convencimiento de que con su disfrute se facilita el acceso a la cultura y que ésta, en definitiva, es camino seguro hacia la libertad de los pueblos”.

Diversas Declaraciones y Tratados Internacionales insisten en elderecho ciudadano al acceso y disfrute del Patrimonio Histórico, entroncándolo en los reconocidos por la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1946. También lo reconoce como un Derecho Universal el Acuerdo Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales, aprobado por Naciones Unidas en 1966 y ratificado por España diez años más tarde.

En los mismos términos se pronuncia la Convención de Faro de 2005 sobre el Valor del Patrimonio Cultural en la Sociedad. En su Art. 4a reconoce que todas las personas, por separado o en grupo, tienen el derecho al disfrute del Patrimonio cultural y a contribuir a su enriquecimiento.  En el Art. 4c se precisa que el ejercicio a ese derecho de disfrute en una sociedad democrática solo puedeser limitado por la protección del interés público y la de los derechos y libertades de otras personas. 

Mientras tanto, los políticos de por aquí, locales y autonómicos, que en nuestro nombre administran el bien público de El Bosque, nos han negado a los ciudadanos el ejercicio del derecho al disfrute del acceso al BIC., por la supuesta inseguridad de unas obras. No contentos con ello, pretenden alargar el cierre sine die, como se lee en una nota de La Gaceta Regional del pasado día 5,el Alcalde pretende posponer la apertura para después del 23 de agosto.

¡De eso nada! Los ciudadanos reclamamos nuestros derechos y exigimos la inmediata apertura de El Bosque a los visitantes.

Anuncios