Firmado el “ansiado y necesario” convenio Colectivo para el Sector de Actividades Forestales de CyL

Después de un año de duras negociaciones, el III Convenio Colectivo para el Sector de Actividades Forestales de la Comunidad de Castilla y León ya es una realidad. A última hora de la mañana del martes día 5 de julio de 2016, en la sede de CCOO de Castilla y León en Valladolid, los representantes de CCOO, UGT y la patronal del sector, Asemfo (Asociación Estatal de Empresas Forestales) rubricaron un Acuerdo “ansiado y necesario”. Este documento afecta a unos 2.000 trabajadores y trabajadoras de las cuadrillas silvícolas y de extinción de incendios encuadradas en cerca de 40 empresas que operan en la región.

2257293-CCOO,_UGT_y_la_patronal_del_sector,_Asenfo,_rubricaron_este_Acuerdo_Version1

CCOO, UGT y la patronal del sector, Asenfo, rubricaron este Acuerdo

“Desde CCOO y UGT hacemos una valoración positiva de este convenio. Con él hemos recuperado el marco de relaciones laborales para este sufrido colectivo de trabajadores y trabajadoras. No hay que olvidar que desde el pasado año de 2011, momento en el que la patronal, amparándose en la Reforma Laboral, se descolgó del II Convenio vigente (2008-2012). Hemos estado cuatro años sin aplicar las condiciones de ese convenio y a partir de ahora retomamos una nueva senda”, remarcan desde CCOO y UGT.

El pasado 5 de Julio de 2015 tuvo lugar una huelga en todo este sector en Castilla y León. Este paso, unido a la presión mediática y la exigencia desde los sindicatos hacia la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León para dotar de más recursos económicos a estas tareas, han hecho posible este Acuerdo. No hay que olvidar que estos profesionales ganan unos 850 euros brutos mensuales, poco más de lo que supone el Salario Mínimo Interprofesional (648 € brutos/mensuales), de ahí la necesidad de mejorar sus retribuciones  salariales, congeladas desde 2011.

Pormenores del III Convenio

A la hora de entrar en materia sobre este III Convenio, pasamos a desglosar aquellos aspectos más relevantes desde el punto de vista sindical:

Tendrá una vigencia de cuatro años: 2016, 2017, 2018 y 2019.
Los incrementos salariales acordados para este periodo son:

Para este año habrá un 1,5% de subida respecto a los salarios de 2010.
Para 2017 el incremento será del 1%.
Para 2018 el ascenso será de 1,3%.
Y para 2019 el incremento será de 2,5%.

Para poder ser candidato y participar en un proceso de elecciones sindicales con llevar contratado 130 días es suficiente. La normativa estatutaria prevé seis meses.

Se le ha dotado de ultraactividad.

Se contemplan los planes de igualdad, bajas por maternidad y excendencias laborales. Se trata de un colectivo que en el mejor de los casos solo trabaja 10 meses al año.

Desde el día 15 al día 100 en situación de Incapacidad Transitoria por accidente de trabajo la empresa se compromete a complementar el salario del trabajador hasta alcanzar su totalidad.

Los trabajadores elegirán si descansan o cobran el exceso de horas realizadas por circunstancias de fuerza mayor (extinción de incendios, esperar la llegada del relevo…)

En cuanto a las vacaciones, a partir de ahora se podrán disfrutar por el módulo de 30 días naturales o 22 laborales.

Reconocimiento de las empresas a que cada sindicato cuente con un delegado de prevención en plantilla. Su objetivo es llevar a cabo un seguimiento de las condiciones de trabajo de las cuadrillas de este sector.

Desde el año 2003 los sindicatos han hecho una labor de campo muy relevante para concienciar a las empresas de la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo de estos profesionales y de sus equipos de protección individual. “A día de hoy podemos decir sin ningún genero de dudas que esta gente tiene una situación para trabajar digna. Ahora lo que hemos logrado es mejorar sus honorarios y otra serie de aspectos sociales también importantes”, remarcan los negociadores de CCOO y UGT.

Siguiente paso: profesionalizar el sector

Tras la firma del III Convenio, el siguiente paso es buscar una mayor profesionalización del sector. Castilla y León tiene un 50% de su superfície arbolada, por lo que se trata de un sector con un margen de crecimiento importante. “Es por ello que además de profesionalizarlo, hay que vertebrarlo y organizarlo para obtener un mayor rendimiento de sus numerosos aprovechamientos, pero que también se beneficien sus trabajadores y trabajadoras”, reclaman los sindicatos implicados.

Anuncios