Miranda de Azán continúa su apuesta por el Bien Común

CkIpq9CWsAUUHR3

Asamblea vecinal en Miranda de Azán

“Quizá no sea la mejor solución pero sí es una de ellas” Con esta modesta y realista frase presentaba Christian Felber en Austria en octubre de 2010 la iniciativa del Bien Común, la cual que trata de convertir la economía actual, en la que solo cuenta el afán de lucro y la competencia, en una economía más social y abierta, al servicio de los ciudadanos y que persiga el bien público.

El municipio de Miranda de Azán aprobó el pasado 2 de mayo de 2013 un manifiesto por el cual se compromete a realizar el Balance del Bien Común como forma de evaluar el desarrollo de su actividad política, social y económica a la hora de ponerlas al servicio de la ciudadanía. Con esta declaración, y la creación de un Campo de Energía (grupo de trabajo) en Salamanca tras una conferencia organizada por el Ayuntamiento, Miranda de Azán se convertía en el primer Municipio Promotor del Bien Común en el mundo.

Hoy el municipio salmantino camina un paso más lejos y vuelve a ser pionero a nivel internacional de la mano de la Economía del Bien Común (EBC).

Presentado en una asamblea ciudadana cargada de transparencia y participación vecinal han profundizado en la idea de que para medir el desarrollo social, y la felicidad (entendida felicidad como bienestar), no tiene sentido usar una medición púramente económica. “Es como si te preguntan qué tal estás y tú respondes con tu saldo bancario” comentaron en la asamblea donde profundizaron en que el proyecto presentado quiere crear un nuevo indicador que mida el bienestar y el desarrollo social de las personas y su entorno.

Ciudades como Barcelona, Vitoria, Londres y Quillotas en Chile, está interesadas en ello.
Elegir Miranda de Azán, como punto de partida, se debe a sus características de población pequeña, por la proyección que tendrá al ser Municipio del Bien Común y por la implicación de la Universidad de Salamanca con quien la Fundación Internacional Global Hub for the Common Good quiere colaborar para desarrollar esta primera fase que será sufragada por aportaciones voluntarias de quién quiera contribuir para lograr recaudar los 5.500 euros aproximadamente que cuesta desarrollar el proyecto y realizar con rigor científico los indicadores.

Con esta iniciativa Miranda de Azán, municipio gobernado en mayoría absoluta por Izquierda Unida, demuestra su apuesta por generar tejido social para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

 

Anuncios