IU, PSOE y Podemos suscriben un manifiesto republicano de forma conjunta en la Comarca de Béjar

Manifiesto conjunto Izquierda Unida, PSOE y Podemos leido durante los actos realizados en la comarca de Béjar.

12985599_959474817502127_6295828428885921812_n

Representantes de Podemos, Izquierda Unida y PSOE

Hoy,14 de abril de 2016 celebramos, por primera vez unidas las fuerzas republicanas en nuestra comarca, el 85 aniversario de la proclamación de la II República, aquella que hizo que los españoles y españolas recuperaran su soberanía y su condición de ciudadanos libres e iguales entre sí frente a las oligarquías que les habían tenido sometidos mediante la explotación, la ignorancia y unas leyes que solo servían a los intereses de las clases dominantes. El pueblo salió jubiloso a saludar a una república
que les libraba de la oprobiosa opresión del caciquismo, instalando en sus corazones la esperanza de mejorar sus condiciones de vida.

Sin embargo nadie obviaba los esfuerzos que habría que hacer para consolidarla, para lograr implantar sus valores de libertad, igualdad y fraternidad. Una vez eliminada la monarquía cómplice de la reacción y corrupción que imperó en aquel momento, se pusieron manos a la obra, pues todo estaba por hacer, tanto en lo social como en lo económico y había que superar las contradicciones de la sociedad, la crisis económica y la crisis política e institucional. Poco a poco se logró llegar a la aprobación de una Constitución que definía a España como una República de Trabajadores de todas las clases en la que las principales conquistas fueron la imprescindible reforma agraria; en materia de educación, la lucha contra el analfabetismo, la promoción cultural (especialmente de los trabajadores) y la atención a la infancia. Se promovieron los intereses de los obreros sobre los de los patronos, se consolidaron libertades políticas y sindicales, como el derecho a huelga. El laicismo, impidiendo que las jerarquías eclesiásticas impusieran su moral represiva a la población civil; y los avances y conquistas feministas mediante los cuales la mujer alcanzó el derecho al voto, se aprobó la ley del divorcio, se trabajó para erradicar la prostitución y liberar a la mujer de esa lacra y se planteó, ya entonces, el derecho al aborto.

Pese a sus luces y sus sombras el proyecto republicano iba avanzando, aún en la lucha constante contra las clases dominantes que llegaron a gobernar durante el bienio negro, sembrando España de movilizaciones obreras y revoluciones hasta que la reacción se hizo fuerte y parte del ejército se levantó contra el Legítimo Gobierno de La República, cometiendo el delito de sedición.

Es en este punto, donde queremos homenajear a todos aquellas mujeres y hombres que lucharon y dieron su vida por la libertad, la justicia y la igualdad. A aquellas corporaciones municipales de nuestra comarca que fueron fusiladas y encarceladas, a los maestros, a los agricultores, a los trabajadores del textil y la
construcción, a las mujeres que fueron compañeras en las luchas y a todos los republicanos socialistas, comunistas y anarquistas que hoy aún siguen esparcidos por nuestras cunetas y fosas comunes, les rendimos hoy, homenaje sincero y profundo y para los que reclamamos justicia, dignidad,memoria y reparación 80 años después de aquel golpe de estado que sumió a nuestro país en 40 años de oscuridad, silencio, dolor y sangre.

Hoy, a pesar de los innegables avances sociales que los ciudadanos han conseguido con su lucha, seguimos padeciendo la misma monarquía impuesta por el dictador, unas oligarquías corruptas que imponen sus leyes a través de los mercados del
capital, la pérdida paulatina de derechos y libertades individuales acrecentados por las recientes reformas laborales y la ley mordaza. Una tiranía que ha dejado a la gente sin casa, sin empleo y sitúa a una gran parte de la población (14 millones de españoles) en el umbral de la pobreza. Unas oligarquías económicas que a través de
la globalización del capitalismo, viven del saqueo y la explotación dentro y fuera de nuestras fronteras.

Parece que salvando algunas distancias con aquel primer 14 de abril nos encontramos ante el retroceso en la calidad de vida de las clases populares y el avance en los privilegios, a veces de forma descarada, de las clases altas.

Es por esto que hoy, 80 años después del inicio del genocidio del pueblo español, después de 38 años de una democracia cuyas instituciones se han alejado mucho de la ciudadanía, aquí reunidos, en una pequeña comarca como hay cientos en España, con sus gentes y sus circunstancias, saludamos el advenimiento de la III República, que más temprano que tarde habremos de construir, saludamos el proceso constituyente que entre todos y todas ha de sentar las bases firmes para devolver a nuestro país la Libertad, la igualdad, la fraternidad, la justicia social y la paz; imprescindibles para la construcción de un estado de iguales y libres. Un estado que no participe ni apoye masacres ni expolios en otros países, un estado que se avergüence del trato inhumano que están recibiendo los refugiados y los inmigrantes en territorio europeo y español. Un estado internacionalista que practique la paz y la solidaridad con todos los pueblos.

Porque fueron, somos; porque somos, serán.

¡¡Viva la III República!!

Anuncios