“Desesperación” en la UCI del Clínico de Salamanca por la falta de personal

cd76c5e6fb5e779b5242c1be6c1adacb_LCSI-F ha denunciado el “malestar” que existe entre el personal de Enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Clínico de Salamanca por la falta de efectivos, que hace que cada profesional esté atendiendo “a dos, tres y, en momentos puntuales, hasta a cuatro pacientes”, cuando la ratio recomendada es de una enfermera por cada enfermo en las UCI de los hospitales de Nivel 3.

Esto ocurre, advierte, en un hospital de Nivel 4 y, por tanto, “de referencia autonómica para muchas patologías”, ante “la pasividad de la Gerencia”. El sindicato, que hará llegar su denuncia a la propia Administración sanitaria a través de un escrito que registrará hoy ante la Gerencia de Salud de Área, asegura que los enfermeros “se ven abocados a tener que atender a enfermos críticos en tan pésimas condiciones y casi siempre sin respetar los mínimos que la Dirección de Enfermería tiene establecidos”.

Durante los últimos cuatro años, explica, “el número de efectivos ha disminuido en cinco enfermeras, y por ello la plantilla ve con preocupación que pueda mermar la calidad de los cuidados que se deben de prestar a estos pacientes”. El personal “tiene la impresión de que trabaja a destajo”, según expone CSI-F, que añade que en alguna ocasión “ha tenido que bajar una enfermera de la UCI del Virgen de la Vega a reforzar el turno”.

El sindicato informa que en varias ocasiones sus representantes se han puesto en contacto con la responsable del complejo hospitalario salmantino, Cristina Granados, “quien nos informó de que habían hablado con el jefe del servicio y se iba a proceder a realizar un monográfico para buscar soluciones”.

Días libres pendientes

Sin embargo, continúa, “el colmo de la paciencia” ocurrió el pasado fin de semana, “cuando se dejaron de cubrir dos bajas en el mismo día, en el turno de noche, y aunque se ha nombrado nueva supervisora, el caos persiste, y hoy está doblando turno una enfermera que va a trabajar 14 horas seguidas llevando un paciente con ECMO (conectado a una máquina de circulación extracorpórea)”.

La organización sindical concluye su escrito señalando que actualmente hay enfermeras de la UCI a las que se les deben días de descanso del año pasado, “y no nos consta que se esté realizando algún estudio de los días libres que va a generar este personal (ni el resto del personal del hospital) para cubrir los días que se van a recuperar del 2015, la mitad en 2016 y la otra en 2017”.

Por ello desde la Central Sindical “reclamamos un aumento real de efectivos significativo”.
Anuncios