Stop Desahucios critica que la Junta pague 660.000 euros a la Sareb a cambio de 100 pisos para toda la región

DSCF3231

Miembros de Stop Desahucios Salamanca durante una sesión plenaria en Salamanca

Según informan desde la Plataforma Stop Desahucios Salamanca, las Plataformas de Afectados por la Hipoteca y los grupos Stop Desahucios consideran “injustificado el desembolso de 660.000 euros por parte de la Junta de Castilla y León a la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria), a cambio de la cesión de 100 viviendas propiedad del denominado “banco malo”, y según un acuerdo de octubre de 2015”.

La Plataforma Stop Desahucios Salamanca ha entregado hoy en la Delegación Territorial de la Junta un escrito denunciando esta situación, dado que “las ciudadanas y los ciudadanos ya hemos desembolsado el dinero suficiente a esta sociedad a través de su creación” (el 45% de su capital es público).

También hoy, el resto de grupos en defensa de la vivienda digna de Castilla y León han registrado este mismo documento en las Delegaciones del resto de ciudades. El texto, además, incide en que el número de viviendas es del todo insuficiente para la población de la región (2,4 millones de personas). Más aún cuando existen en la Comunidad al menos 1.000 viviendas propiedad de la Sareb, según un estudio de la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca).

Según aseguran las Plataforma, “los pisos serán cedidos durante cuatro años” un periodo que también consideran insuficiente para “una población con una elevada tasa de desempleo. El precio del alquiler, que puede llegar a los 125 euros, es también otro error en este acuerdo, ya que resultará innacesible para personas con bajos ingresos (no hay que olvidar que a esta cantidad deben sumarse también los suministros básicos de energía que hacen de un inmueble una vivienda digna)”. 

¿Qué es el Sareb o “Banco malo”? Creado para vender las casas acumuladas por los bancos, el banco malo tiene en realidad otras intenciones: no tienen prisa por vender y no van a bajar los precios. Su creación responde a una realidad: el maltrecho mercado inmobiliario español necesita dar salida a los muchos pisos y casas que los bancos han ido acumulando en estos años de crisis (y de desahucios). El banco malo parece ignorar la razón de su creación (dar salida a los inmuebles de los bancos) y está pensando en otras cosas: en su web advierten a las claras de que su objetivo es maximizar la rentabilidad de sus activos. La consecuencia directa es que no ofrecerán esas casas a un precio inferior al del mercado en la mayoría de casos.

Y lo más importante: el “banco malo” lo financiamos entre todos y todas.

 

 

 

Anuncios